Misión, Visión y Reseña Historica

 

logos_page1_image2            jc

 

 

MISIÓN:

Garantizar  la  Conservación  de  la  Red  Carretera  Estatal  con equipo técnico profesional, optimizando recursos a través de una buena planeación, ejecución, supervisión y administración, privilegiando la participación de la sociedad para el Desarrollo Integral de Michoacán.

VISIÓN:

Mantener una Infraestructura Carretera Estatal en óptimas condiciones, con características modernas, seguras y confiables para lograr el desarrollo económico y social del Estado.

 

RESEÑA HISTÓRICA:

El Presidente de la República el 22 de diciembre de 1932  dictó un acuerdo por el cual se dispuso que la Federación ayudara a los Estados en la construcción de Caminos. El régimen cooperativo establecido en este acuerdo, se hizo Ley el 20 de abril de 1934, fecha en que se expidió la Ley sobre Construcción de Caminos en Cooperación con los Estados, aún vigente.

De acuerdo con la ley y reglamento las Juntas Locales de Caminos eran Organismos oficiales encargados del planteamiento, proyecto, construcción, conservación y reconstrucción de caminos estales y federales en su caso. Se integran por un Presidente que es el Gobernador del Estado y por un representante.

Con la Participación de los Gobiernos de la Federación y del Estado las Juntas constituían organismos autosuficientes que manejaban su patrimonio, el llamado fondo cooperativo y eran capaces de tomar decisiones jurídicas, administrativas, programático y financiero, que hacían posible la suma de esfuerzos de los niveles de gobierno federal y estatal, para proporcionar una mayor atención las necesidades regionales, a fin de lograr un desarrollo equilibrado.

Fungiendo como Gobernador del Estado el C. Benigno Serrato, con fecha de 7 febrero de 1933, fue levantada en el salón de sesiones del Palacio de Gobierno el acta mediante el cual se constituyó la JUNTA LOCAL DE CAMINOS.

La zona sureste del Estado de Michoacán, rica en minerales y de gran potencialidad agrícola, hizo que el Gobierno Federal fijara su atención en ella, para determinar en construir una carretera que ligara la capital del Estado con la población de Huetamo. La Comisión Nacional de Caminos durante el 1932 inició los trabajo de construcción en el camino denominado Temazcal – Huetamo, para 1933 cuando dicha Comisión dejo la construcción,  el Gobierno del Estado destinó para tal obra la  cantidad de $75,000.00 pesos  y con ello hacerse cargo, logrando entrar al poblado de Tzitzío y sus alrededores, inaugurando para el 12 de diciembre de 1933 por el  C. Benigno Serrato y el Presidente de la República Lázaro Cárdenas.

Los trabajos para este año se fueron desarrollando según las necesidades del avance de la obra y debido a los escasos recursos económicos para la construcción del camino Temazcal – Huetamo, el Gobierno del Estado en colaboración con la Federación, intensificó los trabajos comisionando personas que se encontraban en calidad de presos y que al colaborar, reducían su condena en un 50%, para tal fin se había proporcionado un destacamento que vigilaría a los reos, habiéndose presentado casos de fugas, de los cuales algunas ocasiones se logro reaprehenderlos.